Cero Emisiones y Energía Renovable

Este año, el gobierno de los Estados Unidos ha dado pasos más firmes en su plan de catalizar industrias y empleos de energía limpia a través del Plan Federal de Sostenibilidad y que describe un camino ambicioso para lograr emisiones cero en todas las operaciones federales (del gobierno) para 2050.

Para lograr este objetivo, el Gobierno Federal hará la transición de su infraestructura a vehículos y edificios de cero emisiones (ZEV por sus siglas en inglés), alimentados por electricidad libre de contaminación por carbono (CFE por sus siglas en inglés).

También transformará sus operaciones para desarrollar una cadena de suministro neta cero, requerirá que las agencias federales establezcan objetivos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y se asocien con organizaciones nacionales e internacionales líderes para acelerar el progreso.

Ahora bien, comencemos por definir algunos conceptos;

¿Qué son Emisiones Netas Cero ó “Net Zero”?

Cero Neto significa reducir las emisiones de gases de efecto invernadero lo más cerca posible de cero, con las emisiones restantes reabsorbidas de la atmósfera, por ejemplo, por los océanos y los bosques.

¿Por qué es importante el cero neto?

La ciencia muestra claramente que para evitar los peores impactos del cambio climático y preservar un planeta habitable, el aumento de la temperatura global debe limitarse a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales. Actualmente, la temperatura de la Tierra ya es aproximadamente 1,1 °C más alta que a fines del siglo XIX, y las emisiones continúan aumentando. Para mantener el calentamiento global a no más de 1,5 °C, como se exige en el Acuerdo de París, las emisiones deben reducirse en un 45 % para 2030 y llegar a cero neto para 2050.


¿Cómo se puede lograr el cero neto?

La transición a un mundo de cero emisiones netas es uno de los mayores desafíos que ha enfrentado la humanidad. Requiere nada menos que una transformación completa de cómo producimos, consumimos y nos movemos. El sector de la energía es la fuente de alrededor de las tres cuartas partes de las emisiones de gases de efecto invernadero en la actualidad y es la clave para evitar los peores efectos del cambio climático. Reemplazar la energía contaminante del carbón, el gas y el petróleo con energía de fuentes renovables, como la eólica o la solar, reduciría drásticamente las emisiones de carbono.

La mayoría de las emisiones provienen de unos pocos países.


Los 10 mayores emisores de gases de efecto invernadero contribuyen con más de dos tercios de las emisiones globales

Fuente: WRI – 2022

Entonces, ¿dónde estaría la solución?

Energía renovable: impulsando un futuro más seguro


La energía está en el corazón del desafío climático y es clave para la solución.

Una gran parte de los gases de efecto invernadero que cubren la Tierra y atrapan el calor del sol se generan a través de la producción de energía, al quemar combustibles fósiles para generar electricidad y calor.

Los combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo y el gas, son, con diferencia, los que más contribuyen al cambio climático mundial, ya que representan más del 75 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y casi el 90 % de todas las emisiones de dióxido de carbono.

La ciencia es clara: para evitar los peores impactos del cambio climático, las emisiones deben reducirse casi a la mitad para 2030 y llegar a cero neto para 2050.

Para lograr esto, debemos terminar con nuestra dependencia de los combustibles fósiles e invertir en fuentes alternativas de energía que sean limpias, accesibles, asequibles, sostenibles y confiables.

Las fuentes de energía renovables, que están disponibles en abundancia a nuestro alrededor, proporcionadas por el sol, el viento, el agua, los desechos y el calor de la Tierra, se reponen por naturaleza y emiten poco o ningún gas de efecto invernadero o contaminantes al aire.

Los combustibles fósiles aún representan más del 80 por ciento de la producción mundial de energía, pero las fuentes de energía más limpias están ganando terreno. Alrededor del 29 por ciento de la electricidad actualmente proviene de fuentes renovables.

Aquí hay cinco razones por las que acelerar la transición a la energía limpia es el camino hacia un planeta saludable y habitable hoy y para las generaciones venideras:

Las fuentes de energía renovables nos rodean
Alrededor del 80 por ciento de la población mundial vive en países que son importadores netos de combustibles fósiles, es decir, alrededor de 6 mil millones de personas que dependen de los combustibles fósiles de otros países, lo que los hace vulnerables a las conmociones y crisis geopolíticas.

Por el contrario, las fuentes de energía renovables están disponibles en todos los países y su potencial aún no se ha aprovechado por completo. La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) estima que el 90 por ciento de la electricidad del mundo puede y debe provenir de energías renovables para 2050.

Las energías renovables ofrecen una salida a la dependencia de las importaciones, lo que permite a los países diversificar sus economías y protegerlas de las fluctuaciones impredecibles de los precios de los combustibles fósiles, al mismo tiempo que impulsan el crecimiento económico inclusivo, la creación de nuevos puestos de trabajo y la reducción de la pobreza.

La energía renovable es más barata
La energía renovable en realidad es la opción de energía más barata en la mayor parte del mundo hoy en día. Los precios de las tecnologías de energía renovable están cayendo rápidamente. El costo de la electricidad de la energía solar se redujo en un 85 por ciento entre 2010 y 2020. Los costos de la energía eólica terrestre y marina se redujeron en un 56 por ciento y un 48 por ciento, respectivamente.

La caída de los precios hace que la energía renovable sea más atractiva en general, incluso para los países de ingresos bajos y medianos, de donde provendrá la mayor parte de la demanda adicional de nueva electricidad. Con la caída de los costos, existe una oportunidad real para que gran parte del nuevo suministro de energía en los próximos años sea proporcionado por fuentes bajas en carbono.

La electricidad barata de fuentes renovables podría proporcionar el 65 por ciento del suministro total de electricidad del mundo para 2030. Podría descarbonizar el 90 por ciento del sector energético para 2050, reduciendo masivamente las emisiones de carbono y ayudando a mitigar el cambio climático.

Aunque se espera que los costos de la energía solar y eólica sigan siendo más altos en 2022 y 2023 que los niveles previos a la pandemia debido a los elevados precios generales de los productos básicos y el flete, su competitividad en realidad mejora debido a aumentos mucho más pronunciados en los precios del gas y el carbón, dice la Agencia Internacional de Energía (International Energy Agency). AIE).

La energía renovable es más saludable
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del 99 por ciento de las personas en el mundo respiran aire que excede los límites de calidad del aire y amenaza su salud, y más de 13 millones de muertes en todo el mundo cada año se deben a causas ambientales evitables, incluido el aire. contaminación.

Los niveles nocivos para la salud de partículas finas y dióxido de nitrógeno se originan principalmente de la quema de combustibles fósiles. En 2018, la contaminación del aire por combustibles fósiles causó $2.9 billones en costos económicos y de salud, alrededor de $8 mil millones por día.

Cambiar a fuentes de energía limpias, como la eólica y la solar, ayuda a abordar no solo el cambio climático sino también la contaminación del aire y la salud.

La energía renovable crea puestos de trabajo
Cada dólar de inversión en energías renovables crea tres veces más puestos de trabajo que en la industria de los combustibles fósiles. La AIE estima que la transición hacia cero emisiones netas dará lugar a un aumento general de los puestos de trabajo en el sector energético: mientras que alrededor de 5 millones de puestos de trabajo en la producción de combustibles fósiles podrían perderse para 2030, se estima que se crearían 14 millones de nuevos puestos de trabajo en energía limpia, resultando en una ganancia neta de 9 millones de puestos de trabajo.

Además, las industrias relacionadas con la energía requerirían otros 16 millones de trabajadores, por ejemplo, para asumir nuevos roles en la fabricación de vehículos eléctricos y electrodomésticos hipereficientes o en tecnologías innovadoras como el hidrógeno. Esto significa que se podrían crear un total de más de 30 millones de empleos en tecnologías de energía limpia, eficiencia y bajas emisiones para 2030.

Garantizar una transición justa, situando las necesidades y los derechos de las personas en el centro de la transición energética, será primordial para que nadie se quede atrás.

La energía renovable tiene sentido económico
Se gastaron alrededor de $5,9 billones de dólares en subsidiar la industria de los combustibles fósiles en 2020, incluso a través de subsidios explícitos, exenciones de impuestos y daños a la salud y el medio ambiente que no se incluyeron en el costo de los combustibles fósiles.

En comparación, se deben invertir alrededor de $4 billones de dólares al año en energía renovable hasta 2030, incluidas las inversiones en tecnología e infraestructura, para permitirnos alcanzar emisiones netas cero para 2050.

El costo inicial puede ser desalentador para muchos países con recursos limitados y muchos necesitarán apoyo financiero y técnico para hacer la transición. Pero las inversiones en energía renovable darán sus frutos. Solo la reducción de la contaminación y los impactos climáticos podría ahorrarle al mundo hasta $4.2 billones de dólares por año para 2030.

Además, las tecnologías renovables eficientes y fiables pueden crear un sistema menos propenso a las perturbaciones del mercado y mejorar la resiliencia y la seguridad energética mediante la diversificación de las opciones de suministro de energía.

Texto traducido al español vía Google Translate

Referencias:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.